Escribir

Seas o no escritor, tengas o no facilidad para hilar una palabra tras otra…, todos sabemos escribir, independientemente de que aquello escrito sea más o menos atractivo para un lector. Centrémonos en el acto de escribir y las

Seas o no escritor, tengas o no facilidad para hilar una palabra tras otra…, todos sabemos escribir, independientemente de que aquello escrito sea más o menos atractivo para un lector. Centrémonos en el acto de escribir y las ventajas que pueden llegar a suponernos a cada uno de nosotros. Nos puede ayudar muy bien en una toma de decisiones. Ante la duda de qué hacer en una situación concreta nos ayudará muchísimo ponernos un papel en blanco delante, dividirlo en dos partes con una raya vertical y escribir en un lado aquello que nos anima o nos parece positivo para dar un paso en una dirección, y en el otro lado lo que nos desanima o nos parece negativo en el caso de no escoger ese camino. Lo que habitualmente llamaríamos “pros y contras”, pero haciéndolo por escrito. Os aseguro que os ayudará enormemente. Otro motivo por el que vale la pena escribir es a veces para calmar nuestras emociones. Sobre todo sirve para las negativas, pero si una emoción positiva nos lleva a estar demasiado desasosegados también nos ayudará. De todas formas en el siguiente ejemplo hablaré sobre cómo calmar una emoción negativa. Pongamos que alguien te ha hecho enfurecer y por el motivo que sea no puedes o no debes decírselo a la cara con un nivel alto de enfado; por aquello de contar hasta diez antes de hacer algo de lo que te puedas arrepentir. Bien, pues escribir tus sentimientos en una hoja te ayuda a descargarlos, a que se disuelvan un poco y, sobre todo, a bajar la intensidad de los mismos. Esto nos ayudará mucho, y además vale la pena añadir que sacarse un enfado de encima según los médicos es bueno para nuestra salud. Por tanto, desahogarnos escribiendo frente a un papel no solo nos ayuda, sino que, si esos estudios son ciertos, nos ahorrará enfermedades en un futuro. Otra más, que no la última, pues hay muchas razones para hacerlo, aunque sí será la última que comentaré en este artículo, es por el placer de hacerlo. Por expresar parte de tu vida y de tus sentimientos como si de un diario o libro personal se tratase y volver a disfrutar una vez pasado el tiempo de tus momentos felices, de ver cómo eras o cómo pensabas y tal vez sentirte orgulloso por ver cómo has cambiado. Sea por el motivo que sea, desde aquí mis mejores ánimos para que empieces a escribir.

Review overview
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.